He fracasado varias veces en mi vida. De hecho, el último negocio tradicional con el que emprendí  en España en 2011, el mismo con el que había tenido un nivel de vida muy bueno en Venezuela me dejo arruinado sin dinero y a 8.000 Km de mi país.

Después de ese gran fracaso me daba muchísimo miedo a emprender de nuevo el sector tradicional, es más lo descartaba por completo.

Pero más miedo me daba emprender en algo desconocido para mí como lo es Internet, de nuevo por todo lo negativo que había sufrido.

Pero aun así, decidí darme otra oportunidad y volver a intentarlo. Y no me arrepiento de ello, todo lo contrario, hoy le doy gracias a Dios de haber mantenido firme mi espíritu de emprendedor y empresario.

Mirando ahora al pasado creo que todos esos miedos fueron necesarios para empujarme a seguir adelante y creer de verdad en mí mismo.

Por eso hoy quiero compartir contigo las 7 lecciones que descubrí en ese camino de fracasos y que me ayudaron a superar mi miedo a emprender.

A ti también te servirán para vencer tu temor a iniciar tu propia empresa, o si ya has sido el dueño de un negocio pero no te ha ido muy bien y quieres volver a intentarlo.

¿Por qué tienes tanto miedo a emprender?

Cuando alguien me escribe un comentario aquí en Emprendedores Plus 40, me dice que no está seguro de arrancar su propio negocio, yo suelo hacer siempre la misma pregunta:

¿Cuál es para ti el mayor problema que te está impidiendo emprender?

Y las 3 respuestas que la mayoría de personas suelen darme son: MIEDO, DINERO y TIEMPO.

Para el dinero, mi respuesta es que puedes iniciar un negocio online y el dominio te costará tan poco como 8 dólares AL AÑO.

Sobre el tiempo: todo el mundo tiene las mismas 24 horas cada día, y los mismos 7 días a la semana.

Lo que cuenta es lo que haces con tu tiempo. Y si muchas personas con menos horas que tú lo han conseguido, ¿por qué tú no ibas a poder?

En cuanto al miedo, la respuesta es algo diferente, porque todos sentimos miedo ante lo extraño y lo desconocido. Pero es normal temer a un terreno en el que nunca antes has estado, o en donde en el pasado no te fue bien.

Pero al igual que con cualquier otra cosa de tu vida cotidiana – aprender a conducir, ir a clase el primer día, salir en una cita – ese miedo va desapareciendo según vayas practicando con el tiempo.

Así que ¿cómo vencer ese gran temor a emprender? Estos son los 7 pasos que debes dar para lograrlo.

7 pasos para superar tu miedo a emprender y a fracasar

1. Acepta tu idea, aunque eso signifique que otros te critiquen

Algunos emprendedores se enamoran de sus ideas de negocio en cuanto se les ocurren; incluso a veces llegan a cegarse por su pasión y no escuchan los buenos consejos de los demás.

En las primeras etapas de mi negocio, lo que de verdad me paralizaba e hizo que me tomase más tiempo comenzar fue mi miedo a que no funcionase.

Hasta que al final dejé ese pensamiento tan negativo y me centré en uno más positivo. Hasta entonces sólo me había preguntado “¿y si esto no es lo suficientemente bueno?”.

Pero un día me pregunté “¿y si esta idea es muy buena? ¿Qué pasa si es MEJOR de lo que yo creo y llego más lejos de lo que me había imaginado?”.

Deja ya de una vez los y si pasa lo peor y empieza a considerar también los y si pasa algo mejor de lo que yo creo.

Cuéntale a todo el que puedas qué negocio quieres poner para que automáticamente ese deseo se convierta en una realidad, y tengas a tu alrededor personas que te apoyen y te ofrezcan sus consejos.

Y a los que te digan frases como “eso es estúpido, no podrás conseguirlo, menuda tontería” por envidia o porque en el fondo sus vidas sean miserables, tengo una respuesta que les puedes dar de mi parte:

Vete al carajo.

 

2. ¿Qué es lo peor que puede pasar?

Este punto es para los pesimistas a los que les gusta ponerse siempre en lo peor.

Piensa cuál puede ser el peor escenario en caso de que decidas arrancar tu emprendimiento.

Y después reflexiona sobre qué cosas podrías hacer para solucionarlo.

Es muy fácil imaginarse cosas malas y ponerse excusas para no seguir adelante. Pero sólo las personas con coraje son las que además del problema, piensan también en la solución.

Nosotros en Emprendedores Plus40 fomentamos el emprender de forma responsable, sin tener que  arriesgar todo.

Ya no estamos en edades donde podemos poner en riesgo nuestra fuente de ingresos principal, como puede ser tu trabajo actual, o tu propio negocio con el que mantienes a tu familia.

Entonces la pregunta sería: porque NO emprender en Internet aprovechando todas las ventajas que nos ofrece.

En Internet podemos comenzar un negocio a tiempo parcial, trabajar desde casa, invirtiendo un capital ridículo para comenzar un negocio propio, con lo cual los riesgos que asumes son minimos.

Así que dime, ¿qué es lo peor que te puede pasar?

Además, no sé si te has dado cuenta, pero la mayoría de catástrofes que nos imaginamos en nuestra cabeza, NUNCA llegan a suceder tal y como las pensamos.

Y como decía mi madre: menos la muerte, todo en esta vida tiene arreglo.

 

3. Encuentra a tu superhéroe de los negocios

Cuando sientas que tienes dudas, temor, o quieres rendirte, la mejor forma de levantar tu ánimo es mirando a otras personas que han logrado las mismas metas que tienes tú.

Admirar a alguien que ya haya creado su propio negocio y tenga éxito puede ser lo que te dé la fuerza y el empuje para dar el paso y perder tu miedo a emprender.

Una vez que hayas encontrado a esa persona que te inspira, verás cómo sus ejemplos y sus experiencias te motivan constantemente para no tirar la toalla y trabajar duro.

 

4. Busca a alguien que complemente tus debilidades

Otro de los grandes temores que tienen muchos nuevos emprendedores es no saber hacer alguna tarea al iniciar un negocio.

Quizás sea no tener conocimientos sobre manejar páginas web, cómo manejar las redes sociales, o cómo encontrar proveedores con buenos productos para vender.

En estos casos, un compañero de emprendimiento que tenga esas habilidades, o un mentor que pueda enseñarte a adquirirlas, es una excelente solución a tu problema.

Y justo a esto es a lo que nos dedicamos en Emprendedores Plus 40, a ayudarte a no tener que pasar por donde nosotros hemos pasado.

Al principio puede que te cueste aceptar esta idea porque quieres crear algo que sea únicamente tuyo; pero con el tiempo te agradecerás a ti mismo y a la persona que te ayudó el haber tomado esa decisión.

5. Acepta el hecho de que puedes fracasar

Las únicas personas que no fracasan son aquellas que no lo intentan. Y son aquellas que nunca experimentarán la libertad y el éxito de ser dueñas de su propio negocio.

En mis negocios, muchos de mis esfuerzos fueron fracasos antes de convertirse en éxitos.

Cuando eso pasaba, los que estaban a mi alrededor me decían que lo dejase porque pensaban que era estúpido y loco seguir intentando algo en lo que estaba fallando. Pero yo no me rendí.

La mayoría de emprendedores exitosos que conozco han fracasado antes de triunfar. Pero lo que hicieron después de fracasar es lo que marcó la diferencia y les ayudó a llegar hasta sus metas.

Recuerda: el fracaso es un evento, no una persona. Y como todos los momentos de la vida, nunca dura para siempre.

6. Piensa en las oportunidades que perderás

Para mí, la principal razón que me quitó mi miedo a emprender fue el considerar todas las oportunidades que me perdería si no lo hacía.

Eso es lo que realmente temo: no intentarlo y estar preguntándome toda mi vida “¿qué hubiera pasado si hubiese hecho esto, o lo otro?”.

De hecho, suelo utilizar mis miedos para probarme que estoy equivocado; y también para demostrar a los demás que dudan de mí de que están equivocados.

¿Qué oportunidades perderás tú si dejas que tu miedo a emprender gane?

Piensa en esa pregunta y escribe todas las opciones que no tendrías si decidieras no comenzar un negocio. Quizás ese es el empujón que necesitas para perder tus temores.

Algunas de las oportunidades por las que yo he emprendido es lograr la libertad financiera , vivir mi estilo de vida deseado, tener el tiempo que YO quiero para mis vacaciones, poder pasar más tiempo con mi familia y darles una vida mejor…

¿Cuáles son las tuyas?

7. Pero sobre todo CREE en ti

Si crees de verdad en ti mismo, en que puedes conseguir todas tus metas y sueños, el miedo a emprender desaparecerá al instante.

Cuando pienses que no puedes lograrlo, pregúntate esto: ¿cuántos obstáculos, dificultades y épocas difíciles en tu vida has superado hasta ahora?

No hay ninguna razón para que no puedas conseguirlo de nuevo. Si en el pasado has podido, AHORA también lo conseguirás.

Muchas personas ni siquiera intentan emprender un negocio porque no creen que puedan hacerlo. Les falta confianza en sí mismas.

Así que dime: ¿vas a ser como el 99% de esa gente que ni siquiera lo intenta y siguen viviendo una vida miserable e insatisfecha?

¿O vas a ser como el 1% de las personas que tienen el coraje de dar el primer paso para mejorar sus vidas?

Si crees en ti, en tus capacidades, tus habilidades, y tus objetivos, todo es posible.

El mundo está hecho para los soñadores que se atreven a cumplir sus ideas, no para aquellos que se sientan en un sofá a esperar que las oportunidades llamen a su puerta.

Tú decides quién quieres ser.